Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
kabalah Tzvi ben Abba Shaul
Blog de kabalah. Filosofia milenaria hebrea .Maestro y kabalista Tzvi ben Abba Shaul.Arava Israel.facebook.Kabalah Consultoria Gratuita
06 de Agosto, 2010 · General

"Abre mis ojos, y miraré las maravillas de Tu Torá." (Tehilim / Salmos 119:18)


KABALAH RED SEA.INTRODUCCION 

Ve," dice Moshé al pueblo de Israel, pongo frente a ti, hoy, bendición y maldición", la bendición que vendrá cuando observen los mandamientos Divinos y la maldición si los abandonan. Estas serán proclamadas en el Monte Grizim y Eibal, cuando el pueblo cruce hacia la Tierra Santa.haz lo bueno y lo recto ante los ojos de Dios". (Deuteronomio 12:28)la porcion semanal de estudio y lectura se llamada Ree ("Mira") que es la cuarta del quinto tomo de la Torá, el sefer Devarim, conocido en español como "Deuteronomio".Nuestra parashá comienza (Devarim / Deuteronomio 11:26) con la palabra Ree -Mira-.

Dios en Su Torá de continuo nos recuerda nuestra misión de asociarnos a Él en la tarea de dar sentido a lo creado (Bereshit / Génesis 2:19-20), y de perfeccionar la realidad(Bereshit / Génesis 2:3 y tefilá Aleinu).
La única manera que tenemos para cumplir con nuestra parte, es la de encarar el mundo con responsabilidad y comprometidamente, asumiendo cabalmente nuestra tarea 
(que es cumplir con los mandamientos que Él nos ha dado, 7 para los gentiles y 613 para los judíos).
Así pues, cuando Él ahora nos dice 
Ree, nos está conminando a enfrentar la vida, a no huir de nuestras obligaciones, a no buscar falso refugio en las ilusiones, a no olvidar que cada instante que desperdiciamos es una oportunidad perdida para mejorarnos y mejorar al mundo.

Tristemente, muchas son las personas que se asilan y aíslan en "islas de la fantasía", que ellos mismos construyen o que asumen de otros.
Entre los primeros están por ejemplo los que abusan del alcohol, o los que viven una vida de ficción auto-impuesta que lejos está de reflejar su verdadera identidad.
Entre los segundos podemos mencionar a los que se aferran fanáticamente a dogmas de fe, a postulados extremistas que se basan en el fervor enceguecido a ciertas doctrinas que conllevan la negación de lo racional.

Por su parte, desde siempre el judaísmo ha acentuado el compromiso ineludible de interactuar con la realidad, y de la imposibilidad de apartarse de ella.
Esto se refleja en dos de sus características:

  • Para que la persona alcance su máximo refinamiento, al mayor grado que potencialmente puede llegar, necesariamente debe cumplir con los mandamientos, que están referidos en su 99% a acciones concretas.
    ¡Así es!
    De 613 preceptos 
    (que son exclusivos paralas lineas teologicas hebreas ), 611 son gestiones que es menester ejecutar, o actos perniciosos de los cuales hay que abstenerse.
    Dos mandamientos exclusivamente apuntan a las creencias: saber que Dios existe y no aceptar ninguna otra deidad aparte, además, sumado, escindido de Dios.
    Y a pesar de que saber que Dios existe no ser una acción en sí mismo, es precisamente este mandamiento el que obliga a cumplir el resto de los 613, ya que aquel que SABE que Dios existe, ¿cómo habría de ignorar que Él está demandando el cumplimiento de Sus mandamientos?
    Por lo tanto, van de la mano TODOS los mandamientos y la interacción con la realidad. 
    Ahora bien, por ser actos modificadores de la realidad, cuanto más y mejor se cumple con los mandamientos, menos perjuicio afecta a la persona y mejor se está dispuesto para beneficiarse de lo que es eternamente bueno.
     

  • La persona ha de reconocerse en cada momento como hijo de Dios, y de acuerdo a este alto rango actuar.
    Pero también ha de aceptar que está naturalmente formado con tendencias negativas, con deseos que lo tienden a alejarlo de lo que es bueno y apropiado.
    Para vivir de modo saludable, la persona tiene que apreciar sus virtudes sin dejar de advertir la presencia de su lado oscuro, para de ese modo batallar contra él y superarse.
    Aquel que pretende escapar de sus inclinaciones negativas, realmente nunca escapa, pues las inclinaciones negativas son una parte integral de la naturaleza humana.
    El escapista puede cambiar de lugar físico, o puede negar que está sometido a sus impulsos nocivos; pero, ¿acaso se puede escapar de sí mismo, de quien está siendo?
    Donde quiera que vamos, llevamos nuestras tendencias malas.
    Donde quiera que huyamos, estamos inmersos en la realidad.
    La única manera de vencer lo negativo que hay en uno, es armarse con la Torá y los mandamientos y salir a la guerra contra lo más escabroso que está en nosotros, que somos nosotros. Esa es la manera también de traer paz y redención a la sociedad.

Así pues, es indispensable que la persona sepa que hay enfermos para visitar, necesitados que socorrer, huérfanos que ayudar a crecer, extraviados que conducir, guerras que pacificar, mentiras por desenmascarar, idolatría por erradicar, falsos salvadores por apartar, doctrinas perniciosas que enderezar, la Verdad por hacer pública, odios por exterminar, envidias por convertir en admiración, justicia por hacer, a Dios para servir, deseos lesivos nacidos en el propio corazón que controlar, etc.
Es decir, todo lo que conforma la realidad, que no siempre es de color de rosa, o como una sueña que debiera ser.
Y es precisamente a esa realidad descarnada que los mandamientos intenta mejorar, por medio del mejoramiento de la persona
 (y sociedad) que los cumple.

Por eso Dios nos ordena: Ree -Mira-.
Nos está diciendo: Descubre tus ojos, permite que Mi luz entre con sus mensajes.
Tal como expresara el salmista inspirado:

"Abre mis ojos, y miraré las maravillas de Tu Torá."
(Tehilim / Salmos 119:18)

Es decir, primero que se abran los ojos espiritualmente.
Luego contemplar el mensaje eterno y perfecto de la Torá.
Luego mirar fuera de ti, lo que acontece, lo que te rodea.
Y al mismo tiempo mirar dentro de ti 
(reflexiona).
De ese modo, dejamos de lado las fantasías perniciosas, aquello que queremos ver 
(o no hacen ver) y que nos oculta la realidad, y tras liberarnos de esa manera, reconocer nuestro lugar en el mundo, y la tarea que tenemos que realizar.

Vosotros sois hijos del Eterno vuestro Elokim
(Devarim / Deuteronomio 14:1)

¡Cuántas cosas podemos aprender de tan pocas palabras!
Veamos algunas de las enseñanzas.

1- Somos hijos del Eterno, por tanto, nacemos puros, sin manchas, sin pecados.
Tenemos una esencia radiante, luminosa, que no puede ser extinguida por ninguna acción o pecado, pues es nuestra identidad espiritual. Esa es nuestra “imagen y semejanza” con nuestro Padre Celestial, quien nos ha dado esta identidad de manera eterna.
No padecemos de defectos espirituales, ni cargamos con pecados originales, ni debemos expiar culpas ajenas… ¡somos hijos de Dios por derecho de nacimiento!

Bendiciones y maldiciones. Material conmovedor de la Biblia esta semana, cuando Moisés nuevamente advierte a su congregación. El gran profeta les recuerda que viviendo una vida de bondad les traerá bendiciones, mientras que el ignorar el llamado Divino inexorablemente lleva a una existencia maldita.

Moisés prologa su admonición con la palabra hebrea Ree, "Mira", Mira, presento ante ti hoy una bendición y una maldición. ¿Pero por qué "mira"? ¿Qué hay para ver? ¿Les mostró algo? La Torá no usa un lenguaje florido sólo porque tiene un lindo sonido y suena poético. ¿Qué hay para ver? ¿Por qué Ree?

Una respuesta es que como miramos, puede en si mismo determinar si nuestras vidas serán bendecidas o maldecidas. ¿Cómo miramos a otros, a nosotros mismos? Nuestra perspectiva, como contemplamos y vemos las cosas, tendrá como resultado que nuestras vidas sean bendecidas o, Di-s no permita, lo contrario.

El santo Rabí Levi Itzjak de Berditchev una vez encontró casualmente a un hombre joven y fuerte que descaradamente estaba comiendo en Iom Kipur. El Rabí sugirió que quizás se sentía enfermo. El individuo insistió que estaba completamente saludable. ¿Quizás olvidó que hoy era el santo día de ayuno? "¿Quién no sabe que hoy es Iom Kipur?" Respondió el joven. ¿Quizás nunca le enseñaron que los judíos no comen en este día? "¡Cualquier niño sabe que Iom Kipur es un día de ayuno Rabí!" En ese instante Rabí Levi Itzjak alzó sus ojos al cielo y dijo "Señor del Universo, ¡Mira cuan maravilloso es tu pueblo! Aquí hay un judío que, a pesar de todo, ¡se rehúsa a decir una mentira!" El Berditchever siempre podía ver a los otros con ojos compasivos, comprensivos y benevolentes.

¿Cómo vemos la buena fortuna que disfrutan otros? ¿Nos sentimos felices por ellos, o los miramos con envidia? ¿Cómo vemos nuestros propios defectos? ¿Somos objetivamente confiables o inclinados a la subjetividad? "Él es un tacaño, un bueno para nada. ¿Yo? Yo soy cuidadoso al gastar mi dinero". "Ella es aburrida entre las aburridas, una anti-social. ¿Yo? Yo disfruto permaneciendo en casa". "¡Él es terco como un buey! ¿Yo? Yo soy una persona determinada".

Claramente la forma en que miramos a nuestro mundo y a los que nos rodean tendrá un gran impacto en nuestra forma en que nos tratará la vida. Muy justificadamente Moisés dijo "Mira". Pues el como vemos las cosas de la vida indudablemente afectará las consecuencias de la vida.

El sexto Lubavitcher Rebe, Rabí Iosef Itzjak Schneerson (1880-1950) una vez narró que cuando era un niño pequeño le preguntó a su padre: "¿Por qué las personas tienen dos ojos?" "El ojo derecho" respondió su padre "es para usarlo amorosamente cuando miramos a nuestro hermano judío; el ojo izquierdo es para usarlo con discernimiento, cuando miramos dulces y otros objetos que no son importantes en el gran proyecto de las cosas".

(Cuando estaba en la ieshivá, el mismo edificio también albergaba una sinagoga en la que a menudo nosotros interactuábamos con los adultos que venían al minian diario. Un caballero en particular, que en paz descanse, siempre parecía más bien malhumorado, lo que ustedes pueden llamar un viejo gruñón. No puedo recordar si realmente era un poco bizco o no, pero lo llamábamos "ojo izquierdo Sam" porque siempre parecía estar mirando a los estudiantes con ese proverbial ojo izquierdo).

La Parashá llamada Ree, "Mira", es un recordatorio perenne para todos nosotros, de que aun nuestra visión puede traer virtud o vicio. Miremos al mundo correctamente e invitemos que vengan las bendiciones de Di-s a nuestras vidas.


Palabras claves , , ,
publicado por kabalah a las 21:25 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Esta entrada no admite comentarios.
Sobre mí
FOTO

Kabalah Tzvi Ben Abba Shaul

El idioma de la kabalah es universal: sólo se necesita amor y sensibilidad para entenderlo y hablarlo.maestro Tzvi ben Abba Shaul-

» Ver perfil

Calendario
Ver mes anterior Noviembre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930
Buscador
Blog   Web
Tópicos
» General (266)
Nube de tags  [?]
Secciones
» Inicio
Enlaces
Más leídos
» Diccionario kabalistico basico. FONETICA.
» EL PODER MILAGROSO DE LOS THEILIM SALMOS
» El Tehilim (Salmos),
» El Zóhar y los 72 nombres
» kabalah. Kadosh Baruj Hu.El Santo Bendito Sea
» kabalah numerologia hebrea practica.
» Kabalah y la visión de la escalera Jacobo
» La literatura hebrea
» TIKUN HAKLALI. Tzvi ben Abba Shaul
» Un idioma cotidiano 1300 A.E.C. y su literatura kabalistica.
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad