Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
kabalah Tzvi ben Abba Shaul
Blog de kabalah. Filosofia milenaria hebrea .Maestro y kabalista Tzvi ben Abba Shaul.Arava Israel.facebook.Kabalah Consultoria Gratuita
10 de Noviembre, 2010 · General

Don Quijote de la Mancha".y la kabalah

Bernardo BaruchUna biografía oficial resumida de Cervantes, autor de la máxima obra maestra de .l ingenio español; "El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha".

2- Las fuentes del contorno intelectual de Cervantes.

3- Algo sobre el Talmud.

4- Algo sobre la Kábala.

5- Los enigmas de Cervantes a la luz de su obra.

5- “El descubrimiento" de la Página del Talmud en El Quijote y el "entretejido" kabalístico de la obra.

 *“EI conocimiento busca las condiciones efectivas mediante las cuales pueden pensarse tanto el ser como el saber, el cosmos como la voluntad moral”.

                                                              Wilhelm Dilthey(1)

 

Siguiendo el pensamiento de Dilthey un hecho casual o circunstancial, nos descubrió en El Quijote casi toda una página del Talmud transcrita. Tal es la razón del título de este trabajo.

Desde hace mucho, desde que leímos El Quijote en la Universidad y por obligación también leímos algunos comentaristas (Ortega y Gasset, Unamuno, Van Doren, Azorín, García Martí, Marañón y otros y en especial recientemente a Castro y Madariaga), intuitivamente pensamos en la posibilidad del origen judío de Cervantes. Con el “descubrimiento" de la transcripción de la Guemará Nedarim del Talmud en El Quijote, se nos despertó el interés de profundizar un poco más. El resultado es el presente trabajo que nos confirma que Cervantes vivió en su propio ser las angustias de los “anusim”; -los judíos conversos-, bajo el peso de la Inquisición.

 1.-Breve biografía oficial del autor de el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.

   Cervantes: Miguel de Cervantes y Saavedra (1547-1616).

 

Príncipe de los ingeniosos españoles. Nació en Alcalá de Henares (Madrid) en 1547, fue bautizado el 9 de octubre de aquel año en la Iglesia de Santa María la Mayor. Era hijo de Don Rodrigo de Cervantes, habido en su matrimonio con doña Leonor Cortinas. De sus primeros maestros sólo se conoce al presbítero Juan López de Hoyos. Su padre, Rodrigo, fue un modesto cirujano y su madre se llamó Leonor de Cortinas.

Muy poco se sabe de su infancia y juventud, en 1550 se trasladó a Valladolid, donde su padre fue encarcelado por deudas. De allí pasaron a Córdoba y en 1564 vivieron en Sevilla; finalmente la familia de Cervantes se estableció en Madrid en 1566.

De sus propias obras se deduce que estudió con los Jesuitas de Sevilla y es posible que realizara estudios en la Universidad de Salamanca y de Madrid.

En 1569 aparecieron sus primeros trabajos literarios: un soneto, una elegía y cuatro redondillas que aparecieron en un volumen reunido por López de Hoyos en homenaje a la muerte de la tercera esposa de Felipe II.

En ese mismo año, Miguel de Cervantes viajó a Italia como miembro del séquito del Cardenal Aquaviva. Luego entró como soldado en el servicio militar y participó en numerosas batallas.

En 1S70 formó parte de la compañía del capitán Diego de Urbina en el tercio del famoso guerrero Miguel de Moncada.

En 1571 asistió a la Batalla de Lepanto, hizo en ella prodigios de valor y recibió dos heridas de arcabuz en el pecho y otra que le destrozó la mano izquierda, por lo que lo apodaron “el Manco de Lepanto”, sobrenombre que lo enorgullecía.

En 1575 embarcose para España, y la galera que le conducía fue apresada por Mami, renegado albanés. Cautivo cinco años en Argel, tras de pasar innumerosas desventuras y calamidades, fue al fin rescatado por el religioso trinitario Fray Juan Gil, por la suma de 500 escudos. De vuelta en España en 1580 sirvió en el ejército castellano que acababa de invadir a Portugal. A fines de 1583 dio a la estampa su obra La Galatea y en diciembre del año siguiente casó con doña Catalina de Palacios Salazar y Vozmediano en la Villa de Esquivias, donde fijó su residencia y donde escribió varias comedias.

En 1587 fue designado como proveedor de la Armada lnvencible y recaudador de impuestos en Andalucía, pero debido a irregularidades administrativas, fue encarcelado en 1597 por lo que perdió su empleo. Solicitó en vano de Felipe lll y de sus Ministros una recompensa por sus gloriosos servicios.

En 1604, a los 58 anos de edad, Cervantes otorgó el derecho para la venta de su obra maestra: El Quijote, la cual alcanzó gran popularidad inmediatamente. A partir de ese momento se intensificó su actividad como escritor.

En 1613 editó las Novelas Ejemplares, en 1614 el Viaje del Parnaso y en 1615 ocho comedias y ocho entremeses, así como la segunda parte de Don Quijote. Al sentirse mortalmente enfermo, entró de hermano terciario en la Orden de San Francisco, el 2 de abril de 1616, y murió en gran pobreza el 23 de abril del mismo año. Su obra inmortal "EI Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha", está considerada como una de las mejores producciones literarias del mundo y de ella se han hecho miles de ediciones en todos los idiomas. Escribió además gran número de comedias, muchas de las cuales se han perdido.

 

2.- Las Fuentes del Contorno Intelectual de Cervantes:

 

Inquisición, Talmud y Kábala.

 

La Inquisición -creada con el disfraz para propagar la “Unica y verdadera fe",- resultó históricamente la máxima negación y traición al Evangelio. (2) La Inquisición violó el propio Evangelio y se encargó de la desinformación necesaria para presentar al Talmud como una conspiración contra el Cristianismo, privando así, a la cultura occidental, desde el medievo hasta nuestros días, del acceso al acervo cultural judío de las sabias enseñanzas talmúdicas con su contenido analítico en todos los rasgos del quehacer humano, que hubiese podido acelerar el progreso de la ciencia en muchos aspectos del conocimiento humano. La condena por la Inquisición de Galileo Galilei, contemporáneo de Cervantes, en otra dimensión, tiene ese mismo resultado.

Esa desinformación creció acentuadamente durante todo el proceso histórico de Europa e influyó en muchas discusiones públicas. Condujo, incluso a severos ataques físicos, contra los sospechosos o acusados de herejía hasta llevar a sus víctimas a los Autos de Fe, e imponer dogmáticamente el rechazo del Talmud, calificado como literatura profana.

Sin embargo, el genial autor de "EI Quijote" parece que no hizo mucho caso a esa desinformación y se nutrió de las fuentes del Talmud.

   Según lo decimos más adelante, Cervantes tenía conocimientos profundos del Talmud y conocía también las enseñanzas místicas de los Kabalistas, cuya cuna era las juderías de Toledo en España y de Cremona en Italia, paralelamente con las escuelas de Tzvath y Tiberiades en Eretz Israel. En su obra se puede notar el énfasis que dio a los mismos enfoques que daban los kabalistas de la base mística de la Márkaba -el Carro de Fuego de la Creación- como atributos de Dios que los hombres -creados a su semejanza e imagen- deben adaptar; sabiduría, comprensión, entendimiento, conocimiento, verdad, rectitud y justicia, que son las principales reglas de vida moral de la obra maestra del Quijote.

El Quijote ya no está de moda para las nuevas generaciones. Nuestro siglo va galopeando en busca del Apocalipsis; una mirada profunda en el sentido del equilibrio de El Quijote, lo puede reorientar y bien vale recordar lo que decía Dostoyevski;

 

"Si algún día la humanidad insistiera una vez más, en los umbrales de su autodestrucción, en preguntarse qué es la vida, bastaría para calmar su anhelo con poner en sus manos El Quijote diciéndole: la vida es esto”.

 

Y, esto fue el regalo de Cervantes a la humanidad; con mucha razón se le coloca en la pléyade de los inmortales de las letras; Homero, Dante, Cervantes, Shakespeare y Toistoy.

Ortega y Gasset, nos dice:

 

“sin duda la profundidad del Quijote, como toda profundidad, dista mucho de ser palmaria. Del mismo modo hay que ver, que es un mirar, hay que leer que es un “intelligere” o leer de dentro, un leer pensativo. Sólo ante este se presenta el sentido profundo del Quijote” (3).

 

Salvador de Madariaga y también Américo Castro insinuaban sobre el origen judío de Cervantes. A muchos, como a nosotros ha llamado la atención su misticismo cabalístico. Parece que hay alguna interrelación, y nuestro "descubrimiento” nos hace pensar que sabía de judaísmo, Talmud y la Kábala.

¿Quién era el presbítero López de Hoyos, de quien Cervantes recibió las primeras enseñanzas? ¿quién era el Cardenal Aquaviva?, a cuyas órdenes estuvo un año, de quien se expresare Cervantes luego, que en un día con el Cardenal aprendió más que en un año en la Universidad de Madrid. (Cervantes también estudió en Salamanca). Nuestra curiosidad es, qué era lo que tanto aprendió. Y pensamos no más en el propio nombre Aquaviva, con el nombre que usaron los cabalistas para señalar a la Torá; "Maim Jaím" cuya traducción literal es “agua viva”, para recalcar como fuente de vida, la fuente del saber de la Torá.

 

3.- Algo sobre El Talmud

 

El Talmud, a la luz de la historia, y de nuestra civilización, lejos de ser el tabú que la desinformación le imprimió desde la Edad Media, es cosecha cultural producida por el judaísmo, pertenece a la Civilización Occidental, y a la humanidad. Nos proponemos despejar un poco el velo artificial que le dejó la Inquisición, que aún perdura en algunas mentes que cargan el peso de siglos de desinformación. No pretendemos, pues es imposible, con una breve referencia superficial sobre el Talmud, dar una general y verdadera imagen del judaísmo, fundamentado básicamente en las enseñanzas legales y morales del Talmud, ni tampoco pretendemos dar un enfoque erudito de lo que es este conjunto de obras, sino unas breves “pinceladas”.

En primer lugar: “Talmud”, es, literalmente traducido; Estudio. Talmud, es Estudiantes. Es así un compendio de diálogos de maestros con sus discípulos y las conclusiones que emitían sobre la interpretación de las leyes sagradas: La Biblia.

El inicio del Talmud es la Mishná que interpreta la Biblia, y según la tradición es la continuación de la Torá, entregada por Moisés en el Sinaí. El Talmud se inicia con el enunciado: "Moshe Kabel(4) Torá M’ Sinaí...” “Moisés recibió la Torá en el Monte Sinaí, y lo transmitió a leoshua...” (5). Luego, Mishná y Guemará forman el Talmud que es la interpretación del acervo de trabajos intelectuales de un milenio (300 AC-700 DC) que se convirtió en base y fundamento para las leyes rabínicas, la filosofía y cosmovisión del judaísmo. Paralelamente, dialogado y producido en el exilio babilónico, y en Eretz Israel -contienen variantes sin alterar el contenido intrínseco-; El primero -y primordialmente- es conocido como el "Talmud Babli”

-de Babilonia- y el segundo, “Talmud Jerushalmi” -de Jerusalem- escrito en arameo -la lengua común de la Mesopotamia antigua- con gran contenido del hebreo. Contiene además lo que es llamado Tosefta, “agregados” y explicación de Rashi(6) que están expuestos en ambos márgenes, de las páginas centrales. Estos, con las interpretaciones de reconocidos eruditos talmúdicos que son conocidos como "Midrashim”. Todo ese acopio de siglos, es el Talmud.

   Bien puede ser que Cervantes también conociera los trabajos de Maimonides (1135-1204) cuyo 850 Aniversario fue celebrado el año pasado por la UNESCO y la intelectualidad universal, pues su pensamiento aún hoy, -como también lo fue en la obra de Cervantes-, se basa en las enseñanzas talmúdicas, cuya disciplina se centra en la cosmovisión universal de un Cosmos creado por Dios para ser realizado por el hombre en ejercicio de sus plenas facultades y su libre albedrío, consciente de ser criatura inteligente, hecha a imagen y semejanza de su Creador. Que el hombre para realizarse requiere de retos y resoluciones humanas. Que en su realizarse surgen conflictos, problemas y desacuerdos que requieren del hombre un constante dialogar en la búsqueda de las soluciones. Estos son los diálogos del Talmud.

Es muy difícil y casi imposible dar, mostrar una definición del universo del Talmud. Decía el Rabino Salomón Sehechter en “The Study of the Talmud” que es más fácil definir lo que no es el Talmud antes de afirmar lo que es. El Talmud es una obra grande y variada (63 tratados), que trata de lo santo y lo profano, de la ciencia, arte y literatura. De medicina y astronomía, de historia y de profecías, con un gran contenido de lo jurídico. En general, es un compendio que analiza los problemas humanos en sus relaciones con Dios, con su hermano hombre, y con la naturaleza creada. Es el producto de un milenio de ejercicio intelectual, espiritual y cultural. En su producción han participado muchas generaciones. Los temas no se pueden resumir; abarcan todo el quehacer humano, tan viejo como la humanidad, pero continúan siendo actuales, mientras el hombre viva en la tierra.

El contenido de sus estudios es muy valioso, y también difícil. Más aún, importante y provechoso para el intelecto, es el sistema de su estructuración en diálogos que ofrece diferentes posibilidades para resolver problemas y dar soluciones Sus moralejas -realizadas por sus amenas “Agadot” -cuentos- y el ejercicio del diálogo, son de lo más beneficioso para el que los estudia. También hay conclusiones sin soluciones..., que muy pocos entienden, aunque es difícil, pero muy útil aprender que hay asuntos humanos sin soluciones, pero el ejercicio mental es universal y aplicable a distintas soluciones; y sobre todo “desherrumbra” la mente.

Ahora, algunas universidades han implantado “ejercicios talmúdicos” en sus programas. El año pasado tuvimos la grata oportunidad de atender una invitación para asistir y participar en una clase de nuestro amigo, Profesor Sherman Cohen en la Escuela de Derecho de Georgetown y pudimos apreciar las acaloradas discusiones de los estudiantes sobre las instituciones jurídicas del derecho Talmúdico y su fuerza obligacional en el actual derecho anglo-sajón.

 

4.- Algo sobre La Kábala

 

La mística judía expresada por los Kabalistas, curiosamente no tuvo una condena oficial como lo sucedido con los textos del Talmud. Tal vez porque la fuerza de la Kábala consistía más en la "traditio”. La transferencia de los conocimientos místicos era oral, aunque ya existía una literatura, como el Zohar, que acompañaba al Talmud en las quemas. O. tal vez porque medios y personas importantes del cristianismo han ido aplicando sus principios para convertir o crear una Kábala cristiana que aún tiene vigencia. Nadie duda ya de la gran influencia del Zohar y de la tradición Kabalística judía, que estos tuvieron en el pensamiento cristiano, como Pico de la Mirandola(7) y Paracelso(8).

El tema de la Kábala puede absorbernos en consumir tiempo que aquí no disponemos. Es pues nuestra intención, dar una “pincelada informativa”.

Para los kabalistas, el espíritu sobrevive en la búsqueda de la fuerza de la purificación. El Zohar que significa pureza o esplendor es la obra principal de la Kábala. Para los maestros de la Kábala, la revelación del Sinaí, donde fue entregada la Ley de los hombres, la Torá, que no es sólo la base del movimiento histórico en el judaísmo, sino es una formulación como una eternidad, válida en todo período de tiempo. El nombre Kabel que es entrega desde la Ley del Sinaí para conocer el rol del creador en su creación, y sus manifestaciones simbólicas, que al purificarse, asciende, se eleva el hombre y se acerca a la Shejina.

Para el espíritu de la Kábala, es el “puente" de unión del hombre, el mundo -Cosmos- con el Creador con el “Adam Kadmon”, el primer hombre terrestre, simbolizado con las emanaciones divinas, las "Sefirot”, siendo la presencia humana en el mundo unido a la magia de la palabra que procura la “Shejina” -la presencia divina-. El hombre es así obligado a cumplir su propio rol en ese enorme engranaje del universo.

 

5.- Los enigmas de Cervantes a la luz de su obra

 

¿Quién era ese Cervantes, que pudo dejar a la humanidad, -para gloria de España- una obra inmortal como sin duda lo es “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”? ¿Dónde adquirió este don maravilloso? ¿Qué poco sabemos de él? Héroe de Lepanto, prisionero de Argel, son parte de su historia. Se puede pensar que su inspiración le vino de sus experiencias de una vida dura. ¡Cuántos oficios! ¡Cuántas cárceles! Pero, también, ¿Cuántas lagunas de saber en su tiempo?

Las cárceles internas de su alma, se reían de las cárceles externas del cuerpo en su estoica paciencia ante las adversidades, y todo le dio esa alma de sobrehumana piedad asenderada hacia el futuro, que Cervantes quiso transmitir sin pensar -o tal vez bien consciente- que su obra traspasara la barrera de su tiempo hacia el futuro

Por casual curiosidad encontramos la "conexión" del temor y odio de Cervantes a la Santa Inquisición, cuando dice; “con la Iglesia hemos topado, Sancho” -o. como el relato; “...y viéndola en tan buena disposición, consiguió el escudero que atendiera ahora su consejo y se entrase con él por una parte de la Sierra Morena que allí junto estaba, para no ser hallados por la Santa Hermandad..." como él también relato del Yelmo de Mambrino; una “jugada” de doble sentido sobre la fe, etc.(9) Y, ese temor a la Santa Inquisición está reflejado en todo el curso de su genial obra; “EI Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”, obra maestra sobre la eterna lucha del ser del hombre por el equilibrio de su sostén y consistencia entre lo material con lo espiritual, -cuerpo y alma- inquietud y pensamiento tan venido a menos con el predominio del materialismo que se acentúa con el avance de este siglo. Pero, también con una gran agudeza buscó compenetrarse en la eterna lucha de la razón versus el dogma.

Esta curiosidad no es de nuestra exclusividad. Muchos se han abierto variados interrogantes. Nosotros nos sumamos con este nuevo interrogante. ¿Cómo, cuándo y por qué se atrevió Cervantes, a transcribir casi una página del Talmud -tan perseguido y odiado en su tiempo- en su obra maestra. Y, de su propio nombre de autor; Miguel de Cervantes Saavedra? Era este su verdadero nombre o el pseudónimo de escritor. Pues si quisiéramos especular y jugar con la imaginación, vemos que Cervantes puede significar sirviente y Saavedra es saber, sea que el autor quiso indicarnos que era un “sirviente del saber”, medio muy usado por los autores Kabalistas.

Es posible que ningún otro libro profano haya recibido más análisis ni más papel y tinta del dedicado por tantos, y de tan distintos enfoques como lo ha recibido “EI Quijote”. Es una obra de propósitos claro que aviva el pensar. Nos invita a encontrar el verdadero mensaje, la acertada interpretación al eterno problema del ser, del ser del hombre en la inmensidad del Universo. Encontrarse, y encontrarse su lugar en ese infinito Universo, e identificar su ser con su participación en la gran aventura de la vida frente a Dios y el Cosmos. El hombre, se puede encontrar, puede ubicarse en el Cosmos, identificar su "ser” en la medida que determina su concepción de la Creación.

Américo Castro(l0) en “EI Pensamiento de Cervantes” llama al autor de El Quijote un gran disimulador, que, con opiniones e ideas encontradas mediante ironía y habilidades se opone a las ideas imperantes de su tiempo, se incrusta en el forcejeo del alma cultural en una operación crítica sin paralelos”. (11)

 

Castro,- en forma no muy amplia, ni concretamente determinada, relaciona a Cervantes con el saber judío, Castro fue severamente criticado por esa idea, y en general por su obsesión del origen judío de mucho de lo cultural hispánico y de muchos de los connotados Españoles.

Es necesario ubicarnos en el tiempo de Cervantes y en el ambiente temeroso que tanto se expresa en El Quijote, para comprender la forma e ingenio que tuvo que usar para decir “verdades" prohibidas, usando la ficción de los personajes.

Los libros del Talmud que alimentaban las hogueras en los Autos de Fe del Gran Inquisidor de Torquemada (1420- 1498), en tiempos de Cervantes (1547-1616) se continuaban quemando en España y en casi toda Europa, actitud que venía practicándose desde las Bulas Papales de Inocencio lll (1199) y Gregorio IX (1236) que iniciaron la condena al fuego del Talmud “por su profundo contenido inentendible y blasfemo". Se quemaban los libros solos o junto con sus propietarios, víctimas del "delito" de "infieles" por poseerlos. Es así imposible que un “Buen Cristiano" como lo debía ser Cervantes, bautizado en la Iglesia Santa María la Mayor (9 Octubre 1547), educado por el presbítero Juan López de Hoyos, y amigo del Cardenal Aquaviva, Legado del Papa no posea todas las credenciales para gozar de inmunidad ante el Santo Oficio. Aparentemente no era posible que tuviese acceso a estos libros "tabú" proscritos en su tiempo. Y, sin embargo El Quijote contiene el espíritu didáctico del Talmud, y hasta la transcripción literal de una página del Tratado Nedarim (el número 26 en orden cronológico de la Mishna) descubrimiento que nos condujo al presente trabajo, lo que hace pensar que Cervantes, pese a las prohibiciones y riesgos que significaba conocer esta literatura, sí tuvo conocimiento y acceso, que probablemente dio a su genio una de las ideas esenciales para estructurar su obra que, igual que el Talmud, no busca encontrar la "única verdad" sino el balance de todas las verdades, que es el leit-motiv de Cervantes. Para el fundamento del judaísmo y básico en la Kábala; la "única verdad” o la verdad absoluta, no es la religión, sino Dios mismo. Dios es la verdad. Maimonides, para hacer comprender a Dios absoluto, ideó trece preceptos -Ikurim- que podrían interpretarse como verdades convencidas(12). El bien y el mal igual que el materialismo y el espiritualismo requieren del equilibrio para sostener el mundo. Podemos pensar que para tener este profundo conocimiento de una literatura tan controvertida y prohibida en su tiempo; ¿habría tenido algún contacto con los "anusim" o "marranos” -judíos conversos que se mantenían en su fe ancestral-? ¿o. tal vez él mismo fuese uno de ellos, igual que el Cardenal Aquaviva?

En su tiempo -cuando Cervantes escribió su obra maestra había pasado un siglo después de la Gran Expulsión de los Judíos de España 1492 -fecha coincidente, curiosa o místicamente con el descubrimiento de América- ya no había en España judíos reconocidos y sus libros habrían sido quemados. El Talmud olvidado y proscrito.

Los "Cristianos Nuevos", los judíos conversos, ya no se distinguían tanto de los de "sangre limpia” de viejos cristianos. Y, sin embargo, el Santo Oficio de la Inquisición encontraba y llevaba a las hogueras de los Autos de Fe a muchos "herejes” que aún "se mantenían en sus trece”(13) quedando así reducidos esos "anusim".

Hoy en día ya existen muchos estudios que relatan la vida de los “anusim" y el tremendo reto (Struggle o Drang) que significaba el ser o no ser, cuando el ser de la conciencia no puedo ser el "yo" que se vivía, sino otro, el que el "tu" quería que sea. El eterno problema de la identidad que hoy es más fácil comprender con el Yo y Tú de la filosofía de Martin Buber en “Qué es el hombre”(14)(15).

Hoy en día nadie piensa ya que los judíos fueron extranjeros en España. La historia de España no puede separarse de la historia de los judíos, quienes llegaron a la península ibérica antes que los visigodos, o coincidiendo históricamente, y con su asocio -no simple participación- con los visigodos, y luego con los moros, forjaron todo lo hispano. Muchos autores mantienen esta tesis. Madariaga, Castro, Pérez Galdós, Valle Inclán, Menéndez Pidal, Gregorio Marañón y muchos otros ilustres españoles, quienes hablando bien o mal de los judíos, todos saben y manifiestan el hecho histórico del entretejido cultural de lo judío y moro en lo hispano. Con España vino también el aporte judío al nuevo mundo. América también ahora, al acercarse el quinto centenario del descubrimiento, vuelve sus ojos y sentimientos hacia la Madre Patria en la búsqueda de las raíces y entronque cultural, y encuentra muchos hilos de sus raíces en lo judío.

En una Tesis que denominamos "La Nacionalidad Judia-Costarricense”, si bien, presentada como tesis jurídica, para distinguir la nacionalidad político-jurídica moderna, de la étnica intrínseca nacionalidad histórico-cultural, que se expresa y forma la cosmovisión, hemos analizado el "entronque" judeo-español con los primeros colonos de Costa Rica, penetrado en la cadena histórica del Sfarad, entretejido con la cultura y cosmovisión que los primeros judíos trajeron a España de Jerusalén, desde la destrucción del Primer Templo. Las mismas actitudes se reflejan en los primeros colonos de Costa Rica.

Hoy en día se sabe que la existencia del cripto-judaísmo en España y América es un hecho histórico comprobado. Hay indicios y abundantes pruebas de cripto-judaísmo en España como en América. Lo prueban los Autos de Fe de la Inquisición que fungía hasta principios del siglo XIX o sea hasta su abolición por la Constitución de Cádiz de 1812, en ambos continentes.

 

6.- El "descubrimiento" de una página del Talmud en El Quijote y el "entretejido" kabalístico de la obra

 

Muchas serían las interrogantes de curiosos pasajes de Don Quijote; Azorín ha comprobado la realidad de la ruta de Don Quijote(16)que nos confirma la efectividad de inmortalizar los lugares y ambientes para imprimir en nuestra memoria el retrato de la España de su tiempo que parecía vivir un trance para romper las cadenas de su pueblo, impuesto por la Santa Hermandad. Es curiosa y significativa la descripción, cuando Don Quijote sale con Sancho de un lugar de la Mancha hacia su aventura. El Cura y el Barbero hicieron escrutinio en la biblioteca del Quijote (Capitulo Vl) ordenaron quemar algunos libros. ¿Qué libros eran? ¿Cuáles libros se quemaban en aquellos tiempos? Algunos han encontrado que entre la lista, descifrando al estilo cabalístico, aparecen; un libro de Moisés De León, autor de la máxima obra cabalística, el "Zohar” y otro de León Hebreo, -muy admirado por Cervantes(17)- cuyo nombre real era Yehuda Abarbanel, hijo de quien fuera Ministro de Finanzas de Isabel La Católica, expulsados de España por mantenerse en "sus trece" de su fe, y prohibidas sus obras. Otra interrogante: ¿Quiénes eran los prisioneros encadenados -gente "nonsancta"- que liberó Don Quijote? (Cap. XXII). Hay muchos detalles curiosos a lo largo de la lectura de Don Quijote que constatan no sólo el genio extraordinario para, disimuladamente llevar consuelo a los sufridos de su tiempo, sino demuestra un gran conocimiento de la literatura cabalística, y del misticismo judío del problema existencial del ser, que también su contemporáneo Shakespeare analizó en otro terreno (curioso dato histórico que; Cervantes y Shakespeare mueren en el mismo día, -23 de Abril de 1616).

Este cuestionamiento del “ser o no ser" el problema de ser judío ante Dios, y cristiano ante la sociedad, el negar el propio yo histórico, ante el reto del momento que extingue su ser, su ser judío, era el problema penetrante de los “anusim" o "marranos", como les decían a los cripto-judíos de su tiempo. Es lo que Cervantes refleja en su obra, criticando disimuladamente a la Inquisición con sus sátiras, No es imposible extenderse en el estudio para lograr una prueba científica de que Cervantes conocía y bebía de las fuentes del Talmud, y de la Kábala. Con leer "despacio" El Quijote, es fácil encontrarlo.

Cervantes quiso indicar de alguna manera sus fuentes de inspiración y en el prólogo al Quijote nos dice:

 

"Si tratarades de amores, con dos onzas que sepáis de la lengua toscana, toparéis con León Hebreo, que os hincha las medidas; y si no queréis andaros por tierras extrañas, en nuestra casa tenéis a Fonseca, “Del Amor de Dios”, donde se cita todo lo que vos y el más ingenioso acertara a desear en tal materia"(18). Ambos son autores de obras influenciadas por literatura talmúdica y Kabalística.

 

Además, ya desde el prólogo es de notar sus "mensajes" que requieren leerse y releerse una y otra vez. ¿Cuál era en realidad la lengua toscana que según Cervantes todos deben saber aunque sean dos onzas?

Vale recordar aquí para sustentar la profunda penetración de Cervantes con el sistema Kabalístico para mencionar dos comentarios de dos maestros españoles: Ortega y Gasset nos dice: "El libro Don Quijote es una selva ideal" y en otra parte de sus Meditaciones del Quijote nos dice:

 

"He aquí otro caso de profundidad la de un libro, la de este libro máximo, Don Quijote es el libro escorzo por excelencia".

 

Julián Marías, en comentario a las Meditaciones del Quijote de Ortega, dice:

 

"El Quijote, es una empresa intelectual de triple alcance. En primer lugar, el libro concreto que tenemos delante; en segundo lugar, una doctrina, concretamente una filosofía; en tercer lugar, una acción histórica, un intento de contribuir a una Nueva España". (otra idea de un pensamiento que confirma la estructura cabalística), aunque Marías no le da este enfoque.(19)

 

Por una simple casualidad releyendo El Quijote, una chispa que, aunque no sea apropiado, queremos introducir con un dicho de nuestras juventudes que refleja toda la visión sobre nuestro tiempo materialista; "nos cayó la peseta" por decir que se nos abrió el horizonte de la mente, al encontrar un relato que nos parecía conocido, (Cap. XLV) por haberlo escuchado en las clases del Talmud, hace un tiempo ya. Pasaron muchos días y uno hubo en que, estudiando otro problema topamos -al estilo de Cervantes- con la misma historia de la cañaheja o báculo que Cervantes relata para entretenernos con la sabiduría del Gobernador Sancho de la Insula Barataria, historia relatada casi textualmente, copiado del Talmud -Guemara Nedarim pág. 25A- algo desconocido hasta ahora que hemos querido compartir con los presentes(20).

Las gráficas que ofrecemos explican visualmente los dos textos. Profundizando, este hecho nos aclara la visión sobre la incógnita tan polemizada de quién era Cervantes y la procedencia de sus fuentes del saber. Puede ser que la razón de su estilo, que hoy percibimos la penetración de su corazón al corazón de la humanidad tal que, aún siglos después, muchos "Quijotes” disfrutan de su genial obra, como reza otra sentencia talmúdica; "Dvarim hayotzim min halev, nejnasim lelev" o "las palabras que salen del corazón penetran en el corazón del interlocutor".

Cervantes logró penetrar en el corazón de la humanidad, con un profundo mensaje que resaltan los errores de su tiempo.

No podemos anticipar si nuestro descubrimiento y enfoque del mismo pueda ser suficientemente comprendido desde esa visión, pero sí podemos tener la certeza de que abre nuevas perspectivas para conocer más profundamente a Cervantes y la finalidad de su obra. Habrá que penetrar mucho más en esa selva que Ortega y Gasset nos anunciara, como posible confesión de que el gran Ortega no la penetró en toda su profundidad, para que otros traten de penetrar esa selva del Quijote.

Carlos Fuentes en su "Don Quixote, or the Critique of Reading"(2l) cita a León Strauss quien emite un juicio así:

“La enérgica vigilancia del Concilio de Trento que persiguió al extremo control sobre la literatura, obligó a Cervantes a usar su excelsa técnica de “escribir entre líneas”.

De este enfoque sobre El Quijote, ya todos estamos convencidos.

Hay dos personajes de los más importantes del Quijote que pueden ser el fundamento principal del “motor" kabalístico del autor del Quijote; Amadis de Gaula, tan digno de imitar, y Dulcinea, su amor idealizado. Aún no hemos profundizado en estos símbolos, pero sí queremos compartir con Uds. las especulaciones que nos asaltan

En la idea cabalística y mística del judaísmo, la meta es la era mesiánica, cuando reinará la justicia divina y quede redimida la humanidad, pues en hebreo se designa esa época; la Gueula. ¿Será ésta la aspiración de Cervantes que expresa en Amadis (de Amado) su amor a Gaula por Gueulá, la redención?

El símbolo de Dulcinea del Toboso y su caracterización principesca se asemeja bastante a la idea cabalística sobre la Torá y el Creador mismo, la Shejiná, tomado de la Biblia; “Ki lekaj tov nasati I'jem"(22). Asimismo el Shabat es recibido como una novia, la Torá como una princesa, Dulcinea de dulce y Toboso del hebreo Tov=bueno. Para los kabalistas; dulce y buena es la Torá, como la vida suprema. Son ráfagas sólo especulativas del pensamiento.

Bien define también Gregorio Marañón a Cervantes;

 

"Pobre y solo, con su gloria a cuestas, mirando la vanidad o el dolor de los hombres, con aquellos ojos agudos, detrás de los cuales expiaba la vida -triste, alegre, varia- un alma de sobre-humana piedad"

 

...la piedad cabalística, que conocía Cervantes, nos permitimos agregar.

En la tradición de la Kabala, JESED (que se puede traducir a PIEDAD o MISERICORDIA) es uno, el primero de los diez fundamentos primeros de la estructura de la "Sefirá" cabalística, entrelazándose "Jessed" luego con los otros fundamentos. Esta es la piedad mística que expresa Cervantes.

El misticismo realiza e insufla una vehemente toma de conciencia en la ascensión de ésta, por la escala de la práctica de los verdaderos valores. El misticismo sirve de paliativo de las deficiencias psicosomáticas e ilumina el alma para distinguir la elevación pura a la santidad en la búsqueda de la verdad pura, por encima de toda especulación racional en procura del mejoramiento universal el "Ticun Olam”, que era la máxima preocupación de los kabalistas. Estos han sido los propósitos de Cervantes, reflejados en toda su obra, probablemente aprendidos del "Sefer Ha-letzirá” -Libro de la Creación-, la obra más antigua de la Kábala, que ahora está despertando de nuevo interés en la España actual -que busca sus raíces-. Las obras de Guershon Shalom, traducidas al español, de gran difusión, son testimonio de ello.

Unamuno en su "Vida de Don Quijote y Sancho" omite comentar este capítulo XLV (donde aparece la página del Talmud) pasa del XLIV al XLVI. Insiste sin embargo, al comentar éste, que en las andanzas, Don Quijote quería subir a Jerusalem pero no pudo subir más lejos que a Barcelona que el llama “la Jerusalem de nuestro caballero"(23).

Cervantes acopió una profunda sabiduría, y con su lenguaje nos lo transmitió. ¿Sabemos entenderlo, y apreciarlo en nuestro beneficio y de las generaciones futuras? Victoriano García Martí en "Don Quijote y su Mejor Camino” nos dice:

 

"La vida individual y la colectiva es un esfuerzo continuado: pero lo acontecido a nuestra generación es algo más grave de lo corriente; nosotros no hemos sabido conservar el caudal adquirido. Esto es imperdonable de esta época" (24)

 

También Cervantes en su tiempo se quejó de esto. Su crítica más severa la dirigió a la administración de los valores espirituales falsos, movidos por los molinos, sus archienemigos, que simbolizaban a la "fuerza de aspa" de la Inquisición. Ahora más que nunca antes, es la oportunidad de acudir a los caudales adquiridos para el beneficio de la humanidad. Hoy en día, cuando estamos abandonando el caudal de tesoros espirituales por la tecnología, en lugar de amalgamarlos. Cuando lo importante, es saber cómo hacer el mercado del "Know how" sin importarnos qué hacemos y para qué lo hacemos, si momentáneamente produce dinero o satisfacción materialista, es cuando estas ideas son advertencias de gran valor para equilibrar nuestros pasos ahora, hacia el futuro.

Para la mira histórica, nuestro siglo pasará a ser el siglo del estruendoso choque de dos sistemas -Este y Oeste- materialistas ambos, con una gama de naciones en "tercera posición" como pequeños observadores -forzosamente pasivos-, románticos, que añoran recuerdos- espirituales de alguna relación del hombre con Dios.

Ahora, nos encontramos ante un "Coloquio" que es más bien de enfrentamiento a muerte, cuyo resultado puede llevar al hombre a la nada. Pues, si seguimos algún principio de lógica, es que, si somos producto de una explosión espontánea, según algunos científicos, este mundo así nacido, puede morir o terminar por otra explosión de la figura de hongo, igualmente espontánea. Esta es la interrogante filosa del cuestionamiento shakesperiano de nuestros días. ¿Ser o no ser? ¿o qué clase de ser somos?, ante la evidencia de la tendencia encaminada a la autodestrucción. Es bueno releer "El Quijote" antes de que se extinga esta especie de idealistas Quijotes que aún suspiran por el retorno, y se queden solos los Sancho Panza, y se destruya la "legitimatio" de la existencia humana, del ser creado a semejanza e imagen del propio Creador.

La esperanza de la humanidad de un mundo de nuevas esperanzas está en el equilibrio del hombre con el Cosmos. El mensaje de Sancho nos señala las miserias del individuo en su pequeña y triste vida dentro del engranaje de la producción material, el Quijote nos eleva a la dimensión cosmológica que engrandece al hombre, pero concluye su mensaje que el hombre se realiza cuando los extremos confluyen en el balance de su pequeñez y su grandeza. Es dañina su grandeza si no reconoce su pequeñez, que al tiempo que es esperanza, su miseria y pequeñez, tiene abierto el camino a su grandeza. Ser humilde en la grandeza y glorioso en la miseria. Eso es el hombre; imagen y semejanza del Creador, con destino de regresar al polvo de la nada. El equilibrio, el balance, es lo que le da la verdadera dimensión al hombre. Quijotes y Sanchos juntos.(25)

Pues, los cambios de nuestro tiempo suceden tan rápidamente que es imposible comprenderlos en toda su extensión y dimensión. Nuestra era, pese al forcejeo político-ideológico por la hegemonía, existe el asomo de que el acopio humanístico y el intrínseco sentir de solidaridad humana amalgame hacia una nueva era de comprensión humana, acorde con el deseo de la humanidad de un mundo mejor.

Para Cervantes, como para el Talmud, el valor humano está por encima de todas las divergencias. Encima de todas las diferentes prácticas religiosas, está el "ser" religioso del hombre, y por encima de todas las religiones, -incluyendo la atea, que es la más dogmática- está el hombre como ser religioso, como una experiencia de Dios. Es el hombre que continúa la creación, mandato bíblico que le fue dado al hombre en el propio acto de la creación.

La expresión hebrea "Asher bará Ehloim LAASOT "(26) sea, que Dios creó el mundo y creó al hombre para el continuo “hacer” de ese mundo para mejorarlo. El hombre así, es co-responsable de su mundo.

   Todos los hombres juntos pueden vislumbrar la esperanza, Sanchos y Quijotes con la tecnología y la ciencia, en equilibrio con el ser espiritual del hombre, pueden construir un mundo mejor si entendemos que el principio de toda ciencia es:

 

"EI fundamento principal de todo conocimiento científico es saber que existe un primer ser, que ha sido causa de todo lo que existe en el ser”. (27)

 

La comprensión es la esperanza con que se construye el camino de la humanidad hacia mejores horizontes, más anchos, más seguros de un progreso material y espiritual en el hacer -Laasot- continuo con respeto a la paz del hombre con el Cosmos que eleva al hombre. Con respeto a la integridad de la materia y espíritu que es la unidad del hombre, el hombre ha de marchar hacia mejores horizontes.

 

Muchas gracias,

 

  (1)DILTHEY, Wilhelm “Introducción a la Ciencia del Espíritu” Rev. de Occidente. Madrid 1966 (pág. 283}.

(2)BIBLIA: Nuevo Testamento. En el Evangelio de Mateo 5:17 se lee: “No penséis que ha venido para abrogar la ley a los profetas no he venido para abrogar sino a cumplir” ...repitiendo con énfasis en Mateo 5:18 19.

(3)ORTEGA Y GASSET. José “Meditaciones del Quijote” Ed. Selecta de Rev de Occidente, Madrid 1966.

(4)“Kabel”. El vocablo que dio origen a la Kábala. La “traditio” (en sentido romano de traspasar del conocimiento y sus místicas interpretaciones).

(5)MISHNA: Avoth, Tratado de Principios, K'tav Publishing House, Inc. México 1968.

(6)RASHI, conocido así por sus siglas: Rabi Shlomo Ben Itzjaki (1040-1105} célebre y popular rabino de Troyes, Francia, autor de los comentarios que se encuentran en las márgenes de las páginas de la Biblia y del Talmud, con caracteres hebreos especiales, conocidos como “escritura Rashi.”

(7)PICO DE LA MIRANDOLA, Giovani: (1463-1494) Maestro de la Academia Florentina, Teólogo, filósofo y humanista, influyó con sus escritos en el pensamiento cristiano. Pensamiento centrado en la unidad del Cosmos a la Unidad del principio divino, desbordó en un misticismo cabalístico cristiano.

(8)PARACELSO; Aurelius, Theoprastus, Von Hoennheim (1493-1541), suizo, médico, químico y místico cristiano Su enunciado principal; La Mística es un gran conocimiento oculto, la razón una gran necedad. Dios es una “chispa directora” que con su voluntad hace del universo una realidad vivificada.

(9)Capítulo XXI de El Quijote; que es una dura crítica a la “única y verdadera fe” y su extrema dogmatización.

(10)CASTR0, Américo (1885-1973) un singular erudito e historiador español.

(11)MADARIAGA, Salvador de ( 1886-1978) “Españoles de mi Tiempo” Editorial Planeta. Barcelona 1974 (p.363).

(12)BARUCH, Bernardo “Maimonides-Rambam”, Instituto Cultura Hispánica. Ed. Génesis, San José, 1985.

(13)Así acostumbraban señalar a los conversos judíos que se mantenían en los trece preceptos o dogmas de: Maimonides (Shlosh Eser Ikurim}

(14)BUBER. Martin: “Qué es el hombre?” Ed. Fondo Cultura Económica. México 1964.

(15)Agregamos aquí estos dos vocablos extranjeros que si bien equivalentes a reto en español, Struggle en inglés y Drang en alemán, podrían significar un énfasis más adecuado al ser de su tiempo.

(16)AZORIN, “La ruta de Don Quijote” Ed. Lozada S. A. Buenos Aires 1974.

(17)Cervantes además de rendirle homenaje a León Hebreo en el prólogo de El Quijote, ya en “Galatea”, que salió a luz en 1584 transcribió frases enteras de “Diálogos de Amor” de su admirado Abarbanel.

(18)Prólogo a El Quijote. Edición Integra Pareja, Barcelona 1881.

(19)ORTEGA Y GASSET, José “Meditaciones del Quijote” con introducción de Julián Marías, Revista del Occidente, Madrid 1966.

(20)Los anexos fotocopiados de los libros originales, son autoexplícitos como un aporte, si bien modesto en relación a tantos eruditos comentarios sobre Cervantes y El Quijote, es un agregado novedoso y conciso, tomados de sus fuentes originales.

(21)FUENTES, Carlos “Don Quixote or the Critique of Reading” Ed. Latin American Studies, University of Texas at Austin, 1976.

(22)Proverbios 4:2 (es más expresivo el texto hebreo: toma o entrega buena).

(23)UNAMUNO, Miguel de “Vida de Don Quijote y Sancho” Ed. Espasa-Calpe S.A. Madrid 1964.

(24)GARCIA MARTI, Victoriano “Don Quijote y su Mejor Camino” Ed. Dossat S.A. Madrid, sin fecha.

(25)Ideas de las enseñanzas de los Sabios de los “Piks Avot” –Tratado de los Principios- o Introducción al Estudio del Talmud, que sin duda impregna el pensamiento de Cervantes.

 (26)BIBLIA, Génesis 2:3 ...que creó Dios para hacer”.

 (27) Maimonides “Mishna Torá-Yad Jazakán” Hebrew Publishing Co. New York 1967 pág.7.

 

 


Palabras claves , , , , , ,
publicado por kabalah a las 18:40 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Esta entrada no admite comentarios.
Sobre mí
FOTO

Kabalah Tzvi Ben Abba Shaul

El idioma de la kabalah es universal: sólo se necesita amor y sensibilidad para entenderlo y hablarlo.maestro Tzvi ben Abba Shaul-

» Ver perfil

Calendario
Ver mes anterior Febrero 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728
Buscador
Blog   Web
Tópicos
» General (266)
Nube de tags  [?]
Secciones
» Inicio
Enlaces
Más leídos
» Diccionario kabalistico basico. FONETICA.
» EL PODER MILAGROSO DE LOS THEILIM SALMOS
» El Tehilim (Salmos),
» El Zóhar y los 72 nombres
» kabalah. Kadosh Baruj Hu.El Santo Bendito Sea
» kabalah numerologia hebrea practica.
» Kabalah y la visión de la escalera Jacobo
» La literatura hebrea
» TIKUN HAKLALI. Tzvi ben Abba Shaul
» Un idioma cotidiano 1300 A.E.C. y su literatura kabalistica.
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad